Hábitat y distribución

¿En dónde viven las morsas? en caricaturas como Tennessee Tuxedo and His Tales podemos ver que el personaje principal convive con un singular pingüino, pero esto solo es posible en el mundo de fantasía, ya que en la vida real no existe tal situación y ambos se encuentran lejanamente separados. Tal vez el hecho de que los elefantes marinos sí conviven con esas aves no voladoras llegue a confundir a algunos debido al parecido que tienen con las morsas, pero en esta explicación se aclararán las dudas.

La distribución de las morsas abarca regiones circumpolares árticas y sub-árticas. Residen exclusivamente en el hemisferio norte del planeta y sus poblaciones se dividen por áreas. Rocas, bloques de hielo, montañas nevadas, mares extensos forman parte de su hermoso hábitat natural.

Las morsas en general, y cualquier que sea la subespecie, permanecen cerca de la plataforma continental, es decir, donde las aguas son poco profundas. Las subespecies del Atlántico, como su nombre lo indica, viven al este y oeste de dicho océano formando numerosas subpoblaciones en Groenlandia, Mar de Kara y el Ártico oriental canadiense. Las morsas Laptev que representan a las más pequeñas residen en el mar del mismo nombre y las del Pacífico están asentadas principalmente en en Mar de Bering, Mar de Laptev y Chukchi.

Su hábitat está conformado por un clima frío que abarca un rango de -15 a 5 grados centígrados. Dos tercios de su vida la pasan en las heladas aguas, pero también es común verlas sobre enormes rocas o a la orilla de las costas en grandes congregaciones.

Distribución de las morsas.

Morsas al norte de Alaska.

El territorio en el que se desenvuelven está mayormente cubierto de hielo, pero también se aprecian algunos suelos terrosos y empedrados con existencia de algunos tipos de musgo. También es muy común verlas descansando en bloques de hielo que aparentemente lucen frágiles, pero a diferencia de eso son lo suficientemente gruesos y compactos para soportar un peso de tales magnitudes.

Cuando la temperatura del aire sobrepasa los 15 grados centígrados, se puede decir que una morsa siente mucho calor corporal, razón por la cual se refrescan en el agua por varias horas.

Migración

Algunos grupos de morsas migran de manera grupal recorriendo hasta más de 3,000 km por año. Las hembras del Pacífico son más migratorias que los machos y gran cantidad de crías nacen durante el trayecto hacia el Mar de Chukchi a través del estrecho de Bering.

Ellos se mueven de acuerdo a la disponibilidad del hielo marino, que durante el invierno se asienta en las zonas del sur y a la llegada de la primavera y verano se desvanece.

Población

Hay una baja precisión en los estudios de la población de las morsas, por lo que se desconoce el número de habitantes totales que se conservan. No se clasifican en peligro de extinción pero sí se espera una vulnerabilidad al cambio climático en los próximos años que podría reducir su población considerablemente.

La Lista Roja para las Especies Amenazadas de UICN las mantiene por ahora como especies con Datos Insuficientes y por la misma razón no se debe bajar la guardia ante los problemas ambientales.