Información sobre Morsas

Información básica sobre las morsas. Anatomía, hábitat, depredadores, evolución, alimentación, reproducción y comunicación.

Conservación de las Morsas

Las amenazas que las morsas enfrentan en su medio natural han originado la creación de proyectos e iniciativas en pro de su conservación.

Morsas y Humanos

La relación entre humanos y morsas incluye aspectos positivos y negativos, donde son valoradas por su singularidad y a la vez usadas para entretenimiento.


Información de las Morsas. Alimentación, Hábitat, Comunicación, Reproducción, Evolución y Depredadores. Conservación de las morsas y su relación con el hombre.

Introducción a las Morsas

A las morsas las conocemos como animales muy grandes y con colmillos que habitan en el Ártico. Si bien, esa imagen que tenemos de ellas es acertada, es apenas una pequeña descripción de todas las cualidades y características que su existencia envuelve.

Los pinnípedos son una superfamilia que se relaciona con las focas, leones marinos, elefantes marinos, y por supuesto, las morsas. Su familia perteneciente llamada Odobenidae, tiene registros fósiles de alrededor de 14 millones de años y son las únicas sobrevivientes del género Odobenus. El número de subespecies actuales es una controversia, pues se debate entre dos y tres, pero los estudios más profundos y avalados por importantes científicos, aseguran que son tres.

Las morsas son animales sociales que se congregan en grupos grandes y definidos. Hembras y machos se mantienen separados, pero en el caso de ellos, la jerarquía y dominancia se define a base de sangrientos combates que algunas veces terminan en desenlaces fatales.

En tales batallas peligrosas, ellos emplean el uso de dos herramientas muy poderosas: los colmillos. Estas armas de hasta un metro de largo ocasionan heridas de gravedad y son indispensables para determinar jerarquías en el grupo. Los poseedores de los colmillos más prominentes son los que intimidan con su presencia y tienen el acceso a las hembras. Es por esta característica que los machos presentan una piel más gruesa alrededor del cuello, pues ayuda a reducir levemente el impacto de los golpes.

¿Sabes cuánto pesa y mide una morsa? las medidas varían de acuerdo al género masculino o femenino, a la edad y a la ubicación geográfica, pero los ejemplares más grandes han registrado longitudes de más de tres metros y medio y un peso de dos toneladas. Las crías no se quedan atrás, pues a pesar de que aparentan estar pequeñas, su más de 100 cm de largo demuestra lo contrario. Sin duda son animales muy grandes.

Datos sobre las Morsas…

Walrus

  • Pesan hasta 2 toneladas y miden alrededor de 3.6 metros de largo.
  • La capa de grasa que las protege es de 10 a 15 cm de grosor.
Más datos sobre las morsas…

 

Ese gran tamaño tiene un gran beneficio: menos depredadores. Las orcas y los osos polares son causantes de problemas en algunas ocasiones, pero los porcentajes son bajos. Casi nadie quiere meterse con enormes bestias colmilludas y con una piel difícil de traspasar. Una morsa prefiere huir ante una visita amenazadora, pero cuando tiene que defenderse demuestra ser un difícil rival.

Aparte de los enfrentamientos entre los machos para demostrar dominio, la temporada de reproducción está llena de etapas interesantes. Un macho puede aparearse con ¡23 hembras! y las gestaciones concluyen después de 15 o 16 meses.

La comunicación entre las morsas es fundamental dentro de las colonias, pero las madres con sus crías muestran emotivos vínculos afectuosos donde el contacto físico es primordial. La alimentación de sus recién nacidos es muy importante, pues la leche que consumen los pequeños está compuesta por un 30% de grasa, lo cual los ayuda a alcanzar un cuerpo más robusto y fuerte en pocas semanas.

Te sorprenderá saber que el alimento preferido de las morsas no son las ballenas, caribúes y otros mamíferos enormes, sino las almejas, y tanto que pueden comer hasta miles de ellas en un solo día. Las hembras embarazadas son las más voraces, ya que llegan a consumir hasta un 40% extra de alimento. Para tener éxito en su caza, se confían de sus vibrisas en forma de bigote que registran vibraciones que les indican la presencia de presas y posteriormente emplean técnicas efectivas de apresamiento para concluir su objetivo. Tienen una dieta tan variada, que 60 tipos de organismos marinos se incluyen en su lista, desde cangrejos y caracoles hasta focas anilladas.

 

Morsas y Humanos

Por el contrario, el ser vivo que emplea técnicas para capturar morsas es el ser humano. Esta práctica ha sido realizada años atrás como forma de subsistencia de las comunidades indígenas árticas que no tenían más opción que obtener sus alimentos, artesanías y herramientas de la piel, huesos, grasa y carne de las morsas y otros animales. Esto tenía un cierto control hasta los siglos XVIII y XIX donde la frecuencia de las capturas llegó a tal grado de tenerlas al límite de la extinción, pero se lograron implementar medidas para incrementar sus números y alejarlas del peligro.
El calentamiento global, la contaminación oceánica y la pesca industrial que emplea redes de arrastre enormes, representan serias amenazas para estas singulares especies que luchan por sobrevivir en su hábitat natural cada día menos confiable. Aunque no lo creas, si nosotros modificamos ciertos hábitos diarios que han ido “enfermado” al planeta, poco a poco las condiciones climatológicas irán restaurándose. Las morsas son animales asombrosos y muy importantes para el ecosistema Ártico. Tenemos varios artículos donde podrás aprender más sobre su ciclo natural así como de los problemas mayúsculos que las amenazan.